Carta de baja voluntaria

Toda la información sobre la carta de baja voluntaria: redacción, puntos a tener en cuenta, plazo de preaviso, derecho a paro y finiquito, etc.

 La carta de baja voluntaria, más conocida popularmente como dimisión, es un documento que emite el empleado para romper la relación laboral con la empresa para la que trabaja.

Publicidad

En este documento debe aparecer reflejada la siguiente información.

  • Identificación del empleado.
  • Expresión de la vlomtad de dimitir.
  • Fecha a partir de la cual el trabajador se da de baja de forma voluntaria.

Periodo de preaviso de la carta de baja voluntaria

Los trabajadores tienen derecho a extinguir su contrato laboral de forma voluntaria en cualquier momento. No obstante, para que la dimisión cumpla con la normativa vigente debe ser comunicada al empleador con una determinada antelación. Por lo general, el periodo de preaviso establecido aparece reflejado en el contrato de trabajo o en el convenio colectivo de la compañía en cuestión. De no ser así, la ley establece que es de 15 días.

En cualquier caso, lo más recomendable es que el trabajador comunique su decisión a sus superiores antes de entregar formalmente la carta de baja voluntaria.

El plazo de preaviso establecido es de obligado cumplimiento. De no ser así, la baja del trabajador tiene lugar de igual forma, pero puede que éste tenga que indemnizar a la compañía por los daños y perjuicios causados.


En determinados contratos laborales hay un pacto de permanencia en la compañía, por lo general a cabo de una determinada formación para que el trabajador lleve a cabo una tarea específica. En este caso, si el empleado decide dimitir antes de que finalice el periodo de permanencia, está obligado a indemnizar a la compañía por los daños y perjuicios ocasionados.

Por último, cabe señalar que si durante el plazo de preaviso el trabajador puede cambiar de idea y retractarse en su decisión de dimitir sin tener que asumir ningún tipo de consecuencia negativa por ello.

Carta de baja voluntaria: redacción y entrega

Carta de baja voluntaria_ redacción y entrega

El principal consejo a la hora de redactar este documento consiste en que sea lo más sencillo posible, sin adornos ni florituras. Desde un primer momento debe quedar claro que se trata de una carta de dimisión.

No hay que olvidar que el objetivo de este documento es el de comunicar la decisión de abandonar la compañía y la fecha en que se va a llevar a cabo. Por lo tanto, su función no es la de agradecer la oportunidad de trabajar para la empresa durante un determinado periodo de tiempo.

Por supuesto, es importante dar las gracias y ofrecerse para colaborar en el proceso de traspaso de conocimientos. No obstante, esto es mejor hacerlo en persona, manteniendo una conversación con la persona responsable.

¿Cómo utilizar la carta de baja voluntaria?

A pesar de que la ley no exige que el trabajador comunique por escrito su dimisión, la carta de baja voluntaria es la mejor opción para hacerlo.

Uno de los derechos fundamentales de los empleados pasa porque pueden poner fín a la relación laboral con la empresa para la que trabajan en cualquier momento. Los motivos que han llevado a tomar esta decisión no tienen por qué aparecer reflejeados en el documento. Se trata por tanto de un desestimiento libre.

Lo mejor es entregar el documento en mano a su responsable directo o al departamento de recursos humanos. Para una mayor seguridad se aconseja habilitar un apartado para que la persona que reciba la carta de baja voluntaria firme para justificar su recepción. El trabajador debe guardar una copia para sí mismo con la firma en cuestión.

Comunicación verbal de la dimisión

El primero que debe conocer la decisión del trabajador es su jefe directo. En ocasiones es inevitable que los compañeros más cercanos lo sepan, pero en la medida de lo posible lo mejor es evitar comentarlo con demasiadas personas.

Lo más aconsejable es comunicar en primer lugar la decisión manteniendo una conversación hablada con el superior y, unos días después, entregar la carta de baja voluntaria.

Durante la conversación se deben exponer los motivos. En la explicación no debe parecer que es la compañía la responsable de la decisión. Por lo tanto, la mejor opción pasa por alegar motivos que conciernan al empleador y a su situación personal y/o profesional. Por supuesto,  hay que agradecer tanto el tiempo como la oportunidad de trabajar para la empresa durante un periodo de tiempo determinado.

Ser profesional es otra cuestión de suma importancia. El trabajador debe mostrarse lo más accesible posible para el traspaso tanto de formación como de conocimientos para la persona que vaya a sustituirle.

Modelo de carta de baja voluntaria

Modelo de carta de baja voluntaria

A la empresa: Fontanería Salce

Dirección: Calle del Conde Lucas 4, Madrid

Antonio Gutiérrez Jiménez, trabajador de la empresa cuyos datos se han dado en el encabezamiento de este escrito, les comunico que tengo la intención de causar baja voluntaria en la misma, el día 18-11-2018.

Según lo dispuesto en la normativa vigente, le hago esta comunicación con los 15 días laborables de antelación que se establecen en el Convenio Colectivo.

A tal efecto, le ruego preparen para tal fecha el finiquito que me corresponde. Para cualquier aclaración al respecto, estoy a su disposición.

En Madrid, a 30-10-18

Firma del Trabajador

Firma de la Empresa

Dimisión y paro

Un trabajador que dimite de forma voluntaria no tiene derecho a cobrar la prestación de desempleo, ni siquiera si ha cotizado al menos 360 días durante los últimos años. Cobrar el paro es un derecho únicamente de aquellos trabajadores que han perdido su empleo por causas ajenas a su voluntad.

No obstante, la empresa debe abonar de manera íntegra el finiquito al trabajador. Este pago tiene que contener todo el dinero que corresponda hasta el último día de trabajo: salario, vacaciones pendientes de disfrutar, parte proporcional de las pagas extras y cualquier plus firmado en el contrato.

Requisitos del modelo de carta de baja voluntaria

A modo de conclusión, señalar de forma simple y directa cuáles son los requisitos del modelo de carta de dimisión.

  • Se debe entregar siempre por escrito.
  • En su redacción hay que utilizar un lenguaje sencillo y directo.
  • En ningún caso hay que incluir agradecimientos y buenos deseos. El texto debe centrarse sólo en comunicar la decisión.
  • Debe aparecer reflejada la fecha de presentación de la carta.
  • Aunque el empleado puede decidir explicar las causas por las que ha decidido presentar la baja voluntaria, no es obligatorio hacerlo.
  • Hay que indicar de manera clara cuál es el último día de trabajo.
  • Se recomienda solicitar la documentación necesaria para recibir el finiquito.

 

Carta de baja voluntaria
3 (60%) 2 votos

Te podría interesar