Cómo hacer un Curriculum Vitae

Muchas personas todavía desconocen cómo hacer un curriculum vitae, por lo que es una buena idea repasar unas nociones importantes y resolver todas las dudas que puedan surgir en torno a la presentación de este documento vital para encontrar un trabajo.

cómo hacer un curriculum vitae

Publicidad

Qué es un curriculum vitae

Un curriculum vitae es un documento en el que un candidato a un puesto de trabajo presenta sus habilidades, estudios, formación, experiencia, intereses o datos de contacto. Junto a este documento, existen otros como la carta de presentación, pero no siempre la presentación de un cv debe llevar aparejada la inclusión de una carta. En la actualidad, existen cuatro tipos de curriculum vitae, que son los siguientes:

  • Cronológico. En este cv ordenamos la información desde el primer trabajo hasta el más reciente.
  • Inverso. En este documento destacamos la experiencia profesional más reciente.
  • Funcional. En este currículo los datos se ordenan en diferentes bloques. Es aconsejable en perfiles que cuentan con poca experiencia o cuando no se ha trabajado durante mucho tiempo.
  • Proyectos. En este cv destacamos los proyectos del candidato que opta a un puesto laboral en materia de competencias adquiridas, pero solo cuando tienen que ver con el puesto.

Presentación general del curriculum vitae

Es importante a la hora de redactar el cv considerar cómo vamos a presentarlo. Será la primera impresión que causaremos al responsable de RR.HH. de una empresa y, tras ella, normalmente suele decidir qué perfiles continúan en el proceso. ¿Qué presentación debe tener y cómo se debe diseñar el currículum?

Recomendaciones de presentación antes de hacer el currículum

  • Hazlo a ordenador. Salvo que se indique lo contrario, el currículo debe estar realizado en ordenador a través de una plantilla o documento de Word.
  • Cuida la ortografía. Si el cv es una presentación del perfil personal y laboral de cada empleado, la ortografía y el orden lo dicen todo. Antes de imprimir y entregarlo, nos debemos asegurar de que no existen fallos ni faltas de ortografía.
  • Sin fotocopias. Es ideal que cada currículo presentado sea original, no fotocopiado. Debemos aceptar que el cv es la única información que el seleccionador tiene sobre cada posible nuevo empleado, por lo que cuidar estos detalles es importante para poder optar al puesto.
  • Papel utilizado. En este caso, existen diversas opciones en cuanto al tipo de papel que debes escoger, tanto si es o no reciclado. No obstante, el tamaño debe ser Din A4 y el color no tiene por qué ser en blanco y negro. Si optamos por añadir color, mejor que no sean estridentes ni demasiado llamativos.
  • Diseño. Refleja la creatividad del candidato al puesto, algo muy valorado por las empresas. Por lo tanto, dice mucho de cada perfil, un aspecto muy valorado hoy en día en los puestos de trabajo. En cuanto al texto usado, la elección de la letra debe considerar su fácil legibilidad, sin problemas, tanto en forma como en tamaño. Resaltar en negritas lo más importante, además, es una buena opción.
  • Fotografía original. En el caso de incluir una fotografía, lo recomendable es que la copia sea en blanco y negro. Si no se expresa con claridad en los requerimientos, se puede optar por no incluir fotografía.

Recomendaciones para presentar el documento

  • Sin taladrar ni grapas. La mayoría de reclutadores suelen escanear posteriormente cada folio que les ha sido enviado. Por lo tanto, se convierte en una molestia más que una solución práctica.
  • Uso de fundas. Si un candidato va a entregar un cv es mejor que lo haga sin clips o fundas. Sí es aconsejable usar este tipo de plásticos para que, por el camino, no se estropee el papel. Pero a la hora de entregar el documento, mejor sin fundas de protección.

cómo hacer un curriculum vitae

Principales secciones del curriculum vitae

Un reclutador o una empresa debe contar una imagen fiel del perfil personal del candidato. La empresa está buscando, básicamente, una cosa: un documento que demuestre que esa persona es la candidata ideal para invertir su tiempo y dinero.


En la actualidad no existe un formato universalmente aceptado para este documento, pero un buen currículo debe contemplar estos elementos principales.

Todos los datos de contacto

En este apartado debemos incluir nombre, dirección, números de teléfono y dirección de correo electrónico para que la que persona interesada ​​pueda comunicarse con el trabajador rápidamente. Informaciones como la nacionalidad, la edad o si se posee o no carnet de conducir son opcionales.

Breve declaración personal que capte la atención

En este caso, es recomendable la existencia de un párrafo con el que capturemos inmediatamente la atención del lector y lo atraigamos para que se concierte una entrevista de trabajo cuanto antes. No obstante, debemos tener cuidado de no incluir demasiada información. En él, por ejemplo, incluiremos nuestras habilidades principales y las relacionaremos con el trabajo ofertado, para mostrar a la compañía por qué somos el perfil idóneo para esa actividad.

Experiencia profesional completa

En primer lugar, debe constar primero el puesto más reciente, continuando en orden cronológico inverso, e incluir el nombre, la ubicaciones de las empresas antiguas y las distintas fechas del empleo en las que hemos realizado una actividad profesional. Se aconseja el uso de viñetas o cuadrados para resaltar, siempre que sea posible, todas las responsabilidades y logros en cada trabajo, de modo que la persona que revise el cv pueda asociar, rápidamente, su experiencia con la descripción del puesto.

Educación: titulaciones, estudios y certificaciones

Igual que en el apartado anterior —en orden cronológico inverso—, debemos aportar todos los detalles, con cierta brevedad, de las calificaciones académicas y profesionales, junto con las notas que se han logrado. Si todavía no contamos con vida profesional y es el primer puesto al que optamos desde que comenzamos a estudiar, tenemos que colocar esta información en la parte superior, bien destacada.

Habilidades

En este apartado nos conviene enumerar todas las habilidades que se han ido adquiriendo con el paso de los años, algunas tangibles. Conviene incluir todos los paquetes o programas informáticos que hemos estado manejando, así como las habilidades lingüísticas que hemos adquirido e indicar si contamos con un nivel básico, intermedio o avanzado en cada una de ellas. Las habilidades como la comunicación y la gestión de proyectos son más difíciles de fundamentar y deberían respaldarse con ejemplos.

Intereses y aficiones

Incorporar estos datos es completamente opcional y, a menudo, se utiliza para llenar el espacio al final del documento. No obstante, aconsejamos reflejarlos. La idea es darle a la empresa una imagen más completa, y tal vez algo más personal, para profundizar en una entrevista.

Referencias

En este último apartado no es necesario poner los últimos jefes que hemos podido tener, pero sí es altamente recomendable, sobre todo si la relación con la exempresa es buena, incluir referencias sobre los trabajos realizados. Si este es el primer trabajo, es una notable idea optar por contar con la referencia de tutores o mentores.

Obviamente tenemos que elegir referencias que nos den comentarios positivos, pero también debemos asegurarnos de que sus firmantes puedan ser fácilmente localizables por los posibles reclutadores.

hacer curriculo vitae

Consejos para escribir un cv

A la hora de escribir este documento, existe la eterna cuestión: ¿como hacer un cv?. Para que puedas contar con un documento idóneo y motivador para optar a un trabajo, te ofrecemos una serie de consejos para hacer tu curriculum.

  • Incluye los conceptos básicos

Cada cv debe contar con algunas secciones comunes que hay que cubrir. Estas secciones, serían: información personal y de contacto, titulaciones y certificados, vida laboral o experiencia, habilidades relevantes para el trabajo, intereses propios o logros conseguidos y, además, algunas referencias.

  • Una buena presentación

Un currículo exitoso siempre debe estar presentado con cuidado y claridad. Mejor si lo imprimimos sobre fondo blanco, con claridad y nitidez. El diseño siempre debe ser pulcro y, su estructura, perfecta.

  • Mejor, no más de dos páginas

Un buen documento que recoja la vida laboral debe ser claro y conciso, sin demasiadas dilaciones ni explicaciones. No requiere demasiadas páginas, solo debe reflejar la información simplificada. El cv bien estructurado y sencillo abre la puerta a una posible entrevista de trabajo. Además, un reclutador recibe docenas de ofertas de trabajo todos los días, por lo que es poco probable que lea cada uno de ellos de principio a fin. La mayoría emitirá un juicio rápido sobre el cv, por lo que es mejor incluir un máximo de dos páginas de papel.

  • Adapta el currículum al puesto de trabajo

Antes de enviar el cv a una empresa, debemos analizar el puesto ofertado y lo que implica el trabajo. Por ejemplo, cómo podemos hacer coincidir cada requisito con nuestra experiencia o nuestras titulaciones. Por lo tanto, es aconsejable crear un documento personalizado para cada puesto de trabajo. En realidad, no existe un cv genérico. Cada documento que se envía debe haber sido adaptado a un perfil concreto, así que por este motivo debemos adaptarnos a las características de la oferta.

En definitiva, tenemos que crear un documento único para cada trabajo al que optamos. Esto no significa que necesitemos volver a escribir todo de nuevo, simplemente se trata de adaptar todos los detalles para que sean relevantes.

  • Aprovecha al máximo tus habilidades

En la sección de habilidades del cv no debemos dejar de mencionar las habilidades clave que nos pueden ayudar a sobresalir entre todos los candidatos. Estas podrían incluir: habilidades de comunicación y de aplicaciones informáticas; trabajo en equipo o resolución de problemas. También, incluso, dominio de uno o más idiomas extranjeros. Las habilidades pueden surgir de los lugares que jamás podríamos haber imaginado, así que tienes que pensar realmente en lo que has realizado para conseguir las habilidades.

  • Aprovechar al máximo los intereses

Debajo de los intereses, nos conviene resaltar las cosas que muestran las habilidades que hemos ido adquiriendo y que las empresas buscan. Conviene describir cualquier información de los puestos de responsabilidad ocupados, los lugares donde se ha trabajado en grupo o la tarea desempeñada: si se ha dirigido la revista del instituto, colaborado en un programa radio o si hemos jugado al baloncesto y nuestro equipo ha ganado la liga o los campeonatos.

Cabe incluir cualquier cosa que muestre que somos personas originales, interesantes y con diferentes habilidades. No procede incorporar intereses como ver la televisión, jugar a videojuegos o aficiones que puedan percibirse como una ausencia de habilidades deseables. Es decir, se debe dar una imagen de interés.

  • La experiencia, lo más importante

Usar un lenguaje asertivo y positivo en las sección en la que vamos a detallar la experiencia, demuestra que somos personas organizadas, motivadas y perseverantes, lo que puede ayudar a que el reclutador se decante por nosotros. Una recomendación sería desarrollar e ir relacionado este desarrollo con habilidades trabajadas anteriormente. Dos ejemplos: “Trabajar aquí implicó tareas en equipo en la empresa X” o “este puesto implicaba una gran dosis para planificar, organizar y liderar, porque era el mayor responsable del grupo”.

Así se logrará reflejar las valiosas habilidades y la experiencia que se hayan podido adquirir en puestos de trabajo anteriores, incluso si solo se han desempeñado en un restaurante y el trabajo al que se aspira es de una categoría superior.

  • Incluir referencias

Las referencias, que pueden ser del anterior jefe o empresa, deben destacar nuestras habilidades y experiencias. Si nunca hemos trabajado, está bien que utilicemos un maestro o tutor de la universidad o del centro de formación como referencia. Lo ideal es incluir dos referencias.

  • Mantén el cv actualizado

Es vital revisar el cv regularmente y sumar nuevas habilidades o experiencias que se hemos adquirido recientemente. Así, si se ha estado de voluntariado o se ha trabajado en un nuevo proyecto, debemos asegurarnos de que estén presentes: los reclutadores potenciales suelen quedar impresionados con los candidatos que hacen un esfuerzo adicional para mejorar sus propias habilidades y experiencia.

Más pronto o más temprano, todas las personas debemos hacer un curriculum para poder optar a un puesto de trabajo. Existen cursos, tutoriales y diferentes entradas en la red para conocer como hacer un curriculum vitae de calidad.

Cómo hacer un Curriculum Vitae
5 (100%) 2 votos

Te podría interesar