TRADE (Trabajador Autónomo Económicamente Dependiente)

El Trabajador Autónomo Económicamente Dependiente (TRADE o TAED) es una figura creada para proteger a los autónomos que solo trabajan para un cliente

Se trata de una situación relativamente habitual aquella en la que los profesionales autónomos prestan sus servicios a una determinada empresa, la cual prefiere contratarlos como tal para evitar incluirlos en nómina. Pues bien, la ley considera a este tipo de empleados por cuenta propia un Trabajador Autónomo Económicamente Dependiente, más conocido como TRADE.

Publicidad

Esta figura fue introducida en la legislación a través de la Ley 20/2007, de 11 de julio, del Estatuto del Trabajador Autónomo. La fórmula se creó con el principal objetivo de proteger a aquellos autónomos que trabajan de forma exclusiva para un único cliente, considerando como tal aquellos casos en los que al menos un 75% de su facturación depende de él. El TRADE, a pesar de continuar siendo un trabajador por cuenta propia, disfruta de un nivel de protección superior, aunque sin llegar al nivel del empleado por cuenta ajena.

¿Qué es un TRADE?

Se conoce como TRADE a aquel trabajador autónomo que depende desde el punto de vista económico de un único cliente, ya sea una persona física o jurídica, a quien presta sus servicios de forma habitual, directa y personal. Actualmente, se establece que un trabajador por cuenta propio es económicamente dependiente cuando al menos un 75% de sus ingresos dependen de un único cliente.

Para calcular dicho porcentaje se toman en consideración una serie de factores. Por un lado, los ingresos totales que percibe el trabajador autónomo. Y, por otro lado, los rendimientos potenciales como empleado por cuenta ajena.

En este cálculo no se deben incluir los rendimientos de capital, así como aquellos rendimientos fruto de transmisiones de elementos vinculados a actividades económicas.

Publicidad

Requisitos que debe cumplir un TRADE

Requisitos que debe cumplir un trabajador autónomo económicamente dependiente

Para ser considerado TRADE hay una serie de requisitos que se deben cumplir.

  • Este tipo de trabajadores por cuenta propia no pueden tener empleados a su cargo.
  • Deben estar en posesión de todo el material y los recursos necesarios para poder realizar su actividad profesional.
  • En función de cuál sea el resultado de la actividad, en función del acuerdo con la empresa contratante, el trabajador autónomo debe recibir su contraprestación económica.
  • La actividad profesional debe realizarla siguiendo sus propios criterios de organización, sin necesidad de cumplir con las indicaciones técnicas generales dadas por la compañía.

¿Cómo funciona el TRADE?

Un trabajador autónomo económicamente dependiente debe comunicar cuál es su situación a la empresa en cuestión, sugiriendo la formalización de la relación mediante un contrato escrito. Lo más habitual es que la compañía solicite la acreditación de TRADE, para lo cual se puede utilizar la última declaración de la renta, o solicitar el certificado de rendimientos a la Agencia Tributaria.

En dicho contrato se deben incorporar una serie de aspectos, como la cobertura por incapacidad temporal, la cotización por accidentes laborales y enfermedades de la Seguridad Social.

Por supuesto, el trabajador autónomo económicamente dependiente debe contar con la infraestructura y material necesario para poder desarrollar su actividad.

La duración del contrato TRADE es el periodo de tiempo acordado por ambas partes. Por lo general, se establece una fecha fija o se remite a la finalización del servicio contratado.

Durante los diez días hábiles posteriores a su firma el contrato se debe registrar en la oficina del Servicio Público de Empleo Estatal.

Contrato TRADE: contenido

A la hora de establecer un contrato TRADE, hay una serie de aspectos que se deben incluir de forma obligatoria en el mismo.

  • Identificación: tanto el trabajador autónomo económicamente dependiente como la empresa deben identificarse correctamente.
  • Objeto y causa del contrato.
  • Vacaciones: en el documento formal también se debe establecer el periodo de vacaciones, así como de descanso semanal y días festivos.
  • Duración de la jornada: otro aspecto a incluir en el contrado es la duración máxima de la jornada en el desarrollo de la actividad, incluyendo cómo se va a distribuir a lo largo de la semana.
  • Condición de dependiente económicamente: el trabajador por cuenta propia debe reflejar en el documento su condición con respecto a la empresa contratante.
  • Cumplimiento de los requisitos legales: también se debe incluir una cláusula en la que ambas partes declaren el cumplimiento de todos los requisitos legales exigidos al trabajador autónomo económicamente dependiente.

Contrato TRADE: extinción

El acuerdo puede finalizar por las siguientes causas.

  • Acuerdo alcanzado entre ambas partes.
  • Fin del contrato.
  • Muerte, jubilación o invalidez del autónomo.
  • Incumplimiento de carácter grave por parte del cliente que obligue al autónomo a rescindir el contrato.
  • El cliente decide finalizar el contrato por causa justificada.
  • Cualquier otra causa establecida a nivel legal.

Ventajas y desventajas del autónomo TRADE

Ventajas y desventajas del autónomo TRADE

Ser un trabajador autónomo económicamente dependiente tiene una serie de ventajas y desventajas que resulta interesante conocer.

Ventajas

  • Vacaciones: un autónomo TRADE tiene derecho a disfrutar de 18 días de vacaciones al año como mínimo. En función del acuerdo alcanzado por el trabajador por cuenta propia y la compañía contratante, dicho periodo puede ser mayor.
  • Organización: otra de las ventajas a destacar de esta condición es que, a diferencia de los trabajadores por cuenta ajena de la compañía, el autónomo que depende económicamente puede organizar su labor profesional como mejor crea conveniente.
  • Permiso de maternidad: uno de los principales beneficios para las mujeres es que tienen derecho a disfrutar como mínimo de 180 días como permiso de maternidad.
  • Contrato legal: la relación entre el autónomo TRADE y la empresa contratante se establece mediante un contrato legal, en el que se incluyen una serie de condiciones. De este modo se evitan problemas posteriores.

Desventajas

  • Empleados: la desventaja más destacada tiene que ver con el hecho de que resulta imposible contratar empleados para delegar tareas.
  • Vacaciones: una de las ventajas del TRADE es que puede disfrutar de vacaciones, pero éstas no son remuneradas.
  • Impuestos a pagar: del mismo modo que el resto de autónomos, el TRADE debe abonar el IRPF y el IVA.
  • Dependencia: otra de las desventajas de esta condición tiene que ver con el hecho de que el trabajador por cuenta propia depende en gran medida del cliente.

TRADE y falso autónomo

Hay quienes consideran que un trabajador económicamente dependiente y un falso autónomo son la misma figura. Pues bien, como todo en la vida, depende de la situación.

Hay ocasiones en las que las compañías hacen uso del TRADE para evitar el pago de impuestos. Teniendo en cuenta la situación laboral que existe en España, sobre todo entre los jóvenes y mayores de 55 años, los demandantes de empleo aceptan ser contratados como falsos autónomos.

Lo cierto es que el autónomo TRADE nación para proteger a los falsos autónomos. El problema se da el trabajador autónomo cuenta con exactamente las mismas obligaciones que los empleados por cuenta ajena de la empresa.

Para entender las diferencias entre ambas figuras, las condiciones del falso autónomo son las siguientes.

  • Debe ajustarse al horario de trabajo establecido por la empresa.
  • No puede establecer libremente su remuneración económica, sino que le viene impuesta por la empresa.
  • Forma parte de la estructura organizacional del cliente, desarrollando la actividad en sus instalaciones y con los materiales proporcionados por él.

TRADE: paro e indemnización por despido

TRADE: paro e indemnización por despido

A diferencia de un empleado por cuenta propia, el TRADE sí tiene derecho a paro. No obstante, hay una serie de requisitos que debe cumplir para poder cobrar la prestación por desempleo.

En primer lugar, tener un contrato escrito con el cliente, en el que figuren las condiciones de la relación laboral entre las partes. En segundo lugar, es indispensable que dicho contrato esté registrado en el Servicio Público Estatal de Empleo. Y, por último, debe formalizarse y acreditarse el fin del contrato.

En lo relativo a la indemnización, lo primero a destacar es que un trabajador autónomo económicamente dependiente en ningún caso puede ser despedido ya que el contrato que rige la relación con el cliente no es laboral.

El único caso en el que el autónomo TRADE tiene derecho a una indemnización es si el cliente incumple de manera grave las condiciones pactadas por las partes. Dicha indemnización en ningún caso está sujeta a IVA, aunque tampoco tiene ninguna excención en el IRPF.

TRADE (Trabajador Autónomo Económicamente Dependiente)
5 (100%) 3 votos

Te podría interesar